Depresión :Diagnóstico y tratamiento.

Depresión :Diagnóstico y tratamiento.

La depresión afecta el cuerpo, el ánimo y los pensamientos. Puede afectar la manera en que te sientes sobre timismo y sobre los demás. Si no se somete a tratamiento, puede afectar el trabajo, la familia, los hábitos delcomer, el dormir y la vida en general. No es posible ignorar la depresión y pensar que desaparecerá con el tiempo. Los síntomas pueden empeorar con el paso del tiempo. Es importante buscar tratamiento, ya que la mayoríade las personas afectadas pueden seguir una vida plena una vez que inician el tratamiento.Quien sufra de depresión tiene sentimientos de desesperanza y desesperación que pueden llegar a obstaculizarlemuchos aspectos de la vida y afectarle actividades de las que antes disfrutaba. La depresión puede ocurrir unavez en la vida de las personas aunque es común que ocurra varias veces.

¿Cuáles son los síntomas?

Tú puedes padecer cinco o más de los siguientes síntomas por un período mínimo de dos semanas:

l Persistente tristeza y pesimismol Sentimientos de culpa, de desvalido o de desesperanzal Pérdida de interés o de placer en las actividades normales, inclusive las relaciones sexualesl Dificultad para concentrarse y dificultades con la memorial Empeoramiento de enfermedades crónicas que coexisten, como la diabetes, Cambios en los hábitos del dormir (insomnio o dormir demasiado), Cambios en los hábitos del comer (subir o bajar de peso sin planearlo)l Cansancio y falta de energíal Ansiedad, agitación, e irritabilidadl Pensamientos de suicidio o muertel El hablar lentamente; movimientos lentosl Dolor de cabeza, dolor de estómago y problemas digestivos

La mayoría de las personas presentan en algún momento de sus vidas sintomatología depresiva relacionada con hechos que hayan impactado su vida. Estos acontecimientos pueden ser psicosociales, ambientales y /o pueden ser enfermedades o síntomas físicos . En estos casos , se trataría de una sintomatología depresiva reactiva a estos sucesos y su intensidad debiera relacionarse con la gravedad de los hechos.

La enfermedad depresiva , en cambio, se caracteriza por un conjunto de síntomas e implica que la persona que sufre esta sintomatología presenta una discapacidad en sus actividades rutinarias. Los síntomas característicos son tristeza e incapacidad de disfrutar de la vida junto con síntomas físicos -alteración del sueño, del apetito, cansancio físico-, otros síntomas emocionales –tristeza, angustia- y síntomas cognitivos – ideas negativas de muerte, de desesperanza, de inutilidad. por ejemplo-. Estos síntomas deben ser de tal magnitud que la persona no puede continuar rindiendo en sus actividades como lo hacía antes de la presencia de la sintomatología.

Las causas de la aparición de esta enfermedad son muy variadas y actúan sobre una vulnerabilidad personal, es decir, eventos vitales, la presencia de problemas familiares, económicos o sociales y cambios en el ciclo de vida de la persona pueden producir en personas vulnerables la aparición de la enfermedad .Esta vulnerabilidad puede estar dada también por múltiples factores :biográficos – pérdida temprana de los progenitores, maltrato infantil, abuso sexual, por ejemplo-de personalidad -personas con menos capacidad de adaptación y de enfrentamiento de los problemas- y genéticos.

La enfermedad depresiva es muy frecuente –afecta aproximadamente a un 5-10% de la población adulta – pero actualmente tiene tratamientos efectivos que han probado lograr una remisión importante de los síntomas de las personas que la padecen.

La investigación científica ha probado la efectividad de diversos tratamientos para el trastorno depresivo .Para los casos leves, intervenciones psicoterapéuticas y psicosociales llevadas a cabo por distintos profesionales y para los casos más graves tratamientos farmacológicos y la combinación de tratamientos farmacológicos y psicoterapéuticos.

A pesar de la evidencia acumulada sobre la efectividad de los tratamientos antidepresivos, un porcentaje importante de pacientes no reciben tratamiento adecuado y si lo hacen, no lo continúan por el tiempo necesario . La depresión es una cuadro generalmente de varios meses de evolución y que , en algunas pacientes , sigue un curso crónico o recidivante , observándose una recurrencia de un 50 % luego de un primer episodio, de un 80 % luego de un segundo, y alrededor de un 90 % luego de un tercer episidio , por lo cual es importante lograr que las personas que han sufrido esta enfermedad varias veces en su vida, se mantengan en tratamiento para evitar nuevos episodios de la enfermedad.

Dra. Graciela Rojas C.

Psiquiatra

Profesora de Psiquiatría

Facultad Medicina

Universidad de Chile

Dejanos tu Comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

e32e3